miércoles, 6 de octubre de 2010

Pequeños actos hechos por desconocidos para otros desconocidos



Los próximos huéspedes de la casa

de piedra

se acostarán por la noche

con la luna

pasando por sus ventanas

sin imaginar el tiempo

que tomó

enhebrar primorosamente y con

tanta atención

los botones ojales

atar los lazos con un moño

de las fundas de algodón

estampadas de flores

que recubren sus almohadas.

Hierbas aromáticas







pasaron tantas lunas

estaba ahí

recogiendo albahaca

de las vasijas de los limoneros

orégano    estragón    menta

plantados a los pies del castello

junto a aquella cocinera pálida

y frágil como una cerámica

de Orvieto

Y entonces le contó su historia   sus partos

le habló de esa persona

que extrañará toda la vida.

martes, 29 de junio de 2010

"Llueve, como pocas veces;
como llovería yo
si desatara mis recatos". Manuela Sáenz

lunes, 28 de junio de 2010

Fuegos de San Giovanni



Cuando la bruja se delineó a pincel

los párpados de ave

el sol terminaba de bailar su día más largo


Sintió el tronar de alas

de los dragones sobrevolando la ciudad


Visualizó un zodíaco dentro de un mandala

en el corazón de una iglesia románica


Se habían abierto las maravillosas puertas

del otro lado del espejo...


Sabía que bajo la luna llena

las campesinas desnudas

correrían a untarse de rocío

atando las siete hierbas con un lazo rojo

los helechos florecerían al dar las doce

y cambiaría de color el agua de los cuencos


Vio estallar la noche en fuegos sobre el río

vio una cascada de colores flúo sobre su cabeza

vio una flota de brasas encendidas en el cielo

navegando hacia la vía láctea

envolvió en un paño violeta

sus deseos más secretos

y los arrojó a las pardas aguas que corrian

bajo el Ponte alle Grazie

confiando en que Venus/Oshún los recogiera.

                                               (Florencia, solsticio verano 2010)

lunes, 10 de mayo de 2010

Las vidas de Hebe Sommelier



Ciertas noches ella volcaba

néctar en las redondas copas de los dioses

o enganchaba los caballos de brillante pelaje

al carro de su madre

mientras soñaba

con abandonar la sagrada arboleda

y bajar por un tiempo a pasearse

por el mundo

entonces

cultivaba hijos, zapallos y tomates

en medio de los montes

trabajaba en un call center

en la peatonal de una mega urbe

estudiaba saxo dos veces por semana

amasaba un pan de miga fresca

transpirando al compás de un tango

o pelaba papas verdes en Florencia

obsesionada con una luna llena sobre la torre inclinada

mientras se repetía que de toda experiencia

siempre Algo se aprende.

lunes, 12 de abril de 2010

Filia vocis


La aprendiz de vestal

se levantó un día

nublado como tantos

sintiendo frío en las rodillas

bailó un tango en círculos

consultó el péndulo de bronce

tres cartas del tarot - le mat

mirando al infinito -

y de pronto

el impacto el fulgor de las voces

debía abandonar los valles del Natisone

las colinas orientales de viñas blancas

y seguir caminando descalza

más allá de la verdes hierbas

de la abadía hacia el suroeste

hasta encontrar el sol

sobre las aguas turquesas.

martes, 9 de marzo de 2010

                              per ardua ad astra...

Ceiba sagrada




Pidió permiso al Yaaxché
orando al espíritu bajo la corteza
sabía que sus ramas permitían abrir
los 13 cielos
trascender los tres planos del
universo
que allí vivian las deidades de
la selva

pidió perdón antes de voltearlo
esperando que supiera entender

sus sueños sus miedos
que sólo podría cruzar los agujeros en el mar
las olas gigantes
blancas como acantilados
llegar a la otra orilla
-con sus cartas de tarot
sus piedras mágicas sus especias
la esfera con la llama naranja de Vesta-

montada en un cayuco mágico...

La hora de la patera

«¡Oh, Agni, tú eres la vida, tú eres el protector del hombre! Que goce largo tiempo de la luz y que llegue a la vejez como el sol al ocaso».




Hizo un círculo de piedras
alimentó las llamas
con ramas de romero
dejó que la carne tomara el mismo color
dorado del atardecer


Recordó los inviernos en que se sentaba con las piernas
cruzadas frente a la salamandra de hierro
a ver crepitar las piñas del bosque
ese era todo su mundo creía ser tan feliz


Pensó en las cartas de amor que años después
había hecho cenizas


Se agachó y miró el fondo cóncavo de la barca
-pequeña como una cáscara de nuez-
las teas habían carbonizado el corazón
del tronco


Prendió una vela celeste para Yemanyá
dueña y señora de las aguas profundas


Sintió el aroma a copal del fuego del altar
familiar lo dividió
en dos cuencos de cerámica
cocida

Nombró a su hijo menor
Guardián de los Carbones Encendidos
(deseó poder forjarle un escudo virtual de
bronce oro plata que lo protegiera en su ausencia)


Cuidó la otra llama de su propio aliento
-continuaría ardiendo
hasta alcanzar las orillas del Arno-


Abrió los brazos encomendándose a las cuatro puertas
del  Universo

Miró por última vez la cruz del sur
-en el mapa del cielo todo indicaba hacia finis terrae-

y empujó la patera hasta el vientre del mar
debía alcanzar el horizonte antes de que comenzaran
a encenderse
las hogueras de Beltane.

martes, 16 de febrero de 2010



"Nos arrodillamos en el cielo
y escogemos nuestros destinos.
Pero cuando llegamos a la tierra,
Nos impacientamos."
                        Odú de Ifá Babá Eyiogbé

lecciones de geometría terrestre

(“si eres humano procura pensar en cosas humanas” Oráculo de Cresos)



Avanzarás hacia la Gate 9
sin llantos   ni equipaje    ni comida
evitaràs morder antes de partir
la granada del recuerdo
dejarás las semillas tapadas con un manto
de tierra
allí donde elegiste ocultarlas
guardaràs el peso de los libros
en cajas de cartón
las palabras leídas
seguirán crepitándote dentro
aún cuando te alejes de ellos


sin valijas                  dijo la Sibila
sólo tu desnudez        una túnica liviana
vas a levantar el pie   sin sandalia
y vas cruzar el umbral
hacia el bosque de encinas
el sendero de las trufas blancas
caminando de noche sin temblar
sobre la hojarasca el humus
siempre un paso detrás
de las voces de tus diosas
                                 como cuando llegaste al mundo.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Hylocereus






La madre del Bautista
aquél solsticio de verano
vio la cabeza de su hijo sobre una fuente de plata
vio a Salomé inclinarse para besar los labios
decapitados
y salir volando empujada por un soplo


sintió el dolor
como una hoguera
extendida
quemándola por dentro
(cualquier otra hubiera llorado a gritos
tirándose de los cabellos)


ella pensó que debía acunar la cabeza llevarla
con mucho cuidado
para que la cosieran de nuevo sobre los hombros


y de pronto tropezó
apenas florecida con la efímera belleza
de la Reina de la Noche
(Hylocereus megalanthus)
y corrió a buscar la cámara
para tomarle una fotografía.

viernes, 27 de noviembre de 2009

poema de los dones acuáticos




Pedía a las diosas
despertarse cuando el huracán
cambiara de costas
y fuera sólo un viento amante
que embarazara sus velas rumbo al
Este


las diosas madrinas
soplaron en sus oídos para que
no escuchara
las voces de los manatíes


la inclinaron de rodillas a beber
con la mano
de las orillas del Leteo.

lunes, 23 de noviembre de 2009

fenómenos celestes


El día que la geisha
conoció al Mago
sonaron los gongs y los tambores
entre las flores de los cerezos


las mujeres se metían desnudas al mar
para espantar con guirnaldas y gritos
al dragón serpiente


los campesinos taparon
los pozos de agua
para que no cayeran
dentro
los peces del cielo
negro


flechas como langostas viajaron por el aire


y en palacio rodaron
las cabezas
de los dos astrónomos
del emperador.

La Luna roja quería comerse al Sol...

domingo, 22 de noviembre de 2009

Pasiphaê y el toro blanco




Maldita sea


esta rutina


de desear te


y no poder


que me tocó en suerte.

libro de las sombras

martes, 17 de noviembre de 2009






Ninguna Bruja se arrodilla


ante Nadie


a no ser con fines


eróticos...




En medio de la peste


pasan los pájaron pasan las bestias


sin dejar huellas


en el aire en la tierra


qué extraña esta falta de angustia


esta ausencia de sombras


en mi lado oscuro




Parada invencible

Sobre la ladera del volcán.

oficio de palabras






Estoy perdiendo el oficio

pensó la orfebre

reproducir el lomo liso y brillante

de una piedra de agua

una gota resbalando por la piel tersa

de un pétalo

el olor agrio del humo

la tierra mojada

el pan saliendo de un horno de barro

el color pálido de las flores al borde de la fuente

el tacto de una cáscara de almendras

el gusto de la sal y de la miel




Las palabras se escapan como ninfas

que corren

de los viejos sátiros a través del bosque de encinas.

cata vertical



Me despiertan la sed
como si flotara en medio de la arena roja la mano
derecha acalambrada
(este rocinante que cada dia aquieta más el paso)
el ladrido
del minúsculo perro que le compraron
a la vecina de enfrente.


Otra siesta otra noche
de soñar   el mismo sueño
Ese, el mismo, el que no lleva
a ninguna parte.    Pienso
entre brumas que debo regar
las plantas del balcón     el bonsai
para no extrañar tanto
a las otras que qedaron tan lejos     en el pinar
hacer un rico café para tomar
cortado
buscar un anillo que creo haber perdido
y sentarme
a leer los poetas provincianos  surrealistas   revalorados
las poetas mal de la cabeza     las poetas lesbianas
beber
sus poemas como cato    el vino
a sorbos
calentándolos en la boca y escupirlos
para dentro. Que lluevan sobre el huertito.

los fuegos




Una cocina en penumbras

soleada apenas por la luz de las dicroicas

el brillo de los cucharones cansados

las ollas de cobre boca abajo

los Fuegos apagados al final del día

rumores de voces fantasmas

las especias los aromas contenidos en los cuencos

una sinfonía

un silencio mágico un instante detenido

cargado de significados

un calor en el pecho como cuando me enamoraba

la certeza de estar en el lugar justo

para siempre

lo mismo qe sentirá aquel que vuela en parapente

mirando las montañas desde lo alto.

la equilibrista




Como una piedra una cebolla
un maniquí
he ido en capas
despojándome
mientras camino desnuda
hacia la muerte

Como todos


En equilibrio inestable
parada en esta soga
de circo
poco queda ya de mis ropajes
de mis tules
de mis sucesivas pieles
la esperanza
la ideología
los que crié y sigo amando
los que amé y no me vieron
los espacios
que caminé y me cobijaron
los sueños los libros


fueron cayendo de a uno
sobre la arena de la pista


tan cerca del vacio...

amanita muscaria




Una bruja ensoñadora de pelo
a la cintura en la noche
de llovizna
espera el bus


cuenta recuenta en su mano izquierda
las lunas que faltan

sus herramientas de cocina
apretadas en una bolsa rosa su pequeño dulce
caldero entre las piernas


Tan vulnerable. Tan invencible.


sábado, 4 de abril de 2009

iyawo





Te fuiste


todos los dias di vuelta la clepsidra


como una botella como una media


tuve cada segundo


en la mano guijarros carozos


lamí la cuchara del tiempo


una otra vez


contando los segundos que pasaban


los que todavía no habian llegado


para que bajaras una vez más


de la escalerilla


siempre una sólo una


Vez por año


vestido de negro con tu sonrisa


de héroe de guerra


hice acrobacias en el aire suspendida


de la tela del tiempo


una guayaba ahuecada


por los picotazos del pájaro


del tiempo el tiempo


que pasa una estampida en un estadio


contar las campanadas


de la torre medieval


mientras voy envejeciendo


y la foto sepia de familia ya ha cambiado


cuando tu mano abre una vez más


el cofre cada solsticio


de tu verano de mi invierno


cómo será verte esta vez


llegar de blanco como un druida con su hoz de oro


tus collares de cuentas de colores


que protegen al ahora hijo de los dioses


la sangre de tantos sacrificios


el son de tantos batás


corriendo por la selva allá lejos


en la candente oscuridad de tu mirada.

viernes, 24 de octubre de 2008

oración a ganesha




Señor de los centinelas
Elephas maximus
abridor de caminos

qué furia
mientras defiendes a tu madre desnuda
del desconocido de tu padre


dios tardío montado sobre un ratón
en qué pensaba tu cabeza
decapitada
mientras drenaban
ríos de cochinillas
y tu padre te pegaba la hermosa
trompa
al cuello


adolescente paquidermo
desde entonces
giras giras alrededor de tus padres
como quien gira alrededor del mundo
mientras tu hermano cabalga lejos
sobre las plumas del pavo real


dios cabeza de elefante flor sexual de cuatro pétalos
ante mis viajes y mis bodas tus tantos brazos
-soga, hacha, dulce, bendiciones-
me atraen hacia tu barriga plena


si no te dejas llevar por las apariencias dices
la Verdad será para siempre
tan difícil de negarla como de esconderla.

viernes, 25 de abril de 2008

emma shapplin, spente le stelle

viernes, 18 de abril de 2008

jueves, 17 de abril de 2008





"Puedo resistirlo todo, excepto la tentación". O.Wilde
"the difference between pornography and erotica is time"



"We are the music makers, and we are the dreamers of dreams, yet we are the movers and shakers of the world forever, it seems" ("Somos los hacedores de música/ y los soñadores de sueños/ incluso somos los que movemos y agitamos el mundo/por siempre, parece") O''Shaghnessy

OTROS POEMAS Y LAS INQUIETANTES PUERTAS




Esta es mi flor de loto
y yo era su sombra
esta es mi flor de loto
mi mundo no se aclarará
tanto vagar para no conservar
nunca nada....
(Heroes del silencio,Flor de Loto)




Creative Commons License


Esta obra está licenciada bajo una
Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina

misa de esponsales





Pippa Bacca ha muerto viajaba


loca radiante vestida de novia haciendo autostop


"un mensaje de paz a los pueblos
que habían pasado una guerra
hasta llegar a Palestina
"



Pippa Bacca é morta su traje blanco sucio de barro y sangre


lo expondrá su madre como una obra de arte


era lo que ella quería mostrar su vestido


con pollera en gajos de flor de lis


después de haber viajado kilómetros kilómetros


hacia el este


como una novia niña confiada en demostrar/nos


que lo femenino construye no destruye


siempre vence ¿Siempre vence?



con su última mueca incrédula mientras la estrangulaban


las manos callosas que le robaron el celular la cámara digital


Giuseppina habrá pensado que la fémina


jamás pudo vencer a la fuerza bruta



somos tan vulnerables con nuestros sueños nuestros rituales


las danzas circulares la poesía las piedras


las hierbas nuestro Caldero siempre tibio




ella sólo tenía la palabra la sensibilidad


sus hojitas verdes recortadas como siluetas



después de este viaje Pippa


ya no es


una rebelde soñadora artista milanesa sólo una muñeca desarticulada


volando


en su caja de madera desnuda sin el recamado hábito de esponsales


con marcas en el cuello recién sacada


del hueco donde la enterraron
 iba al encuentro del Esposo


con su vestido-bandera blanca de lino


la muerte la vio entrar en la nave central temblando


de la mano del turco que la levantó


en su jeep desvencijado


es lo que somos todas hembras brujas artistas enamoradas


pequeñas pippas frágiles


en manos de bárbaros insensibles


el hombre de Estambul es su embajador.

martes, 19 de febrero de 2008

punica granatum




"sobre la entrada fulgian
dos ceramicos azules
con la fruta de la granada
pintada en Al Andalus
".



aun hoy me cuesta
abandonar el inframundo


cada vez que traspaso las puertas
hacia la luz


llevo bajo la lengua
escondidas

mucho mas que las seis semillas de


aquel fruto rojo.

sábado, 27 de octubre de 2007

el finadito



Hoy he soñado
con todos mis muertos

he llorado... tanto


entre ellos (uno más)

sonreías vos
debería acaso
prenderte una velita blanca?

domani




mañana trataré de colgar un poema en este espacio.
mañana trataré de sonreir más seguido.
mañana trataré de salir a caminar por el bosque que rodea mi casa.
mañana trataré de limpiar mi estudio y el altar de mis diosas.
mañana miraré de cerca mi huerto.
mañana cocinaré algo rico que me encienda el alma.
mañana ordenaré mis herramientas y mis piedras semipreciosas.
mañana comenzaré a seleccionar los libros que querré llevar en mis valijas.
mañana le diré a mi hijo que lo amo, que no importan nuestras peleas, y que quiero llevarlo conmigo donde vaya.
mañana llamaré por lo menos a tres amigos.
mañana...no será tarde todavía para mí.


dueña del sol

(a Nahui Olin)






Puedo llegar de cabalgar
sobre un palpitante potro
con los muslos doloridos y
la transpiración cubriéndome
como escamas
puedo volver del bosque sombrío
-donde muy pocas se atreven
a confesar que se perdieron-
con la espalda enrojecida
y agujas de pino cayendo
desde mi pelo
puedo regresar del agua y del sol
dorada
sin las marcas del corpiño
puedo llegar desde el mismo infierno
resplandeciente
después de visitar el segundo círculo
puedo volver de donde se me antoje
siempre me recibirás
sangrando turbada caliente
alucinada por otras imágenes
desnuda
y vibrante
como la primera vez.

mantis religiosa




Una luz lechosa de estudio fotográfico


lame todo encandila


en qué momento comencé a usar


esta mirada tan poco inocente


acerca de las cosas cada cosa doble lectura


todo se me revela

a los otros
predadores   el de afuera


sigo pareciendo tan joven provinciana
señalando hacia la Meca


(buen camuflaje mirar sin ser mirado).

rocinante y la ecuyere




la brevedad el cambio


otro cáliz
he apartado
de mis labios



mantengo mi locura la paura bajo siete llaves

corazón mi viejo
trota trot tarot un caballo frágil
asustadizo maltrecho rocinante


las riendas las bridas
del potro complejo que me anida


-otras veces sin bocados imparable se bebía el horizonte rojo-


prefiero usarlas cortas a la mano
estrechas apretadas


los dos ahora
hemos comenzado a apaciguarnos


nos gustan
los paisajes verdes rocosos
con torrentes cascadas peces voladores


los jaeces triunfales del retorno
- coloridas entradas en plazas de armas
anchas bellas de ciudadelas renacentistas-


observar los dorados desfiles de máscaras
que nos circundan


temblar oliendo el viento de los andes


pisar ritualmente pastizales de huertas malas el lomo del Uritorco


la arena bajo los ijares mientras el mar de las pampas vuelve


una otra vez con su ronquido


sentir caliente la primavera cuando rompe la soñada


flor de los lapachos


-está llegando entre aguas El Dorado-


tal vez las melodías


canciones medioevales la nueva trova cubana


jazz tango flamenco sabina el indio


nada de fundamentalismos montañas rusas ni huracanes


la armonía del equilibrio algún trote corto de ecuyere


pollerita lentejuelas tul celeste.

rojos




El mundo se divide en
rojos sentimentales impulsivos
y también en


estrategas


los últimos son de temer
los primeros son imprevisibles
como un arroyo en las sierras.

domingo, 30 de septiembre de 2007

leda se toma el buque




pasar por esta noche
sin claroscuros
verte a traves
del objetivo
y estar dentro del cuadro


lo que llamaron encanto
por los años de los años
las neuroticas
era solo hacer el amor como el mal
sin pasion


simulas
ser un cisne huyendo de un aguila
para anidar un huevo de serpiente


el vino rancio no da placer ...

ultima cronica (del amor y el poder en los humanos conocidos)



Soy el cronista inmortal
el último y perenne mago-historiador
de mi especie.
He navegado los mares más azules
del mundo conocido
y he disfrutado la tibieza
de aguas verdes
como ojos de muchachas
del país del frío.
Llevo conmigo el recuerdo
de aquellos días
de todos los días transcurridos
sobre mis mantos/mis armaduras/
mis trajes de calle/mis fracs/
o mis jeans gastados.
He visto aves maravillosas
que hipnotizaban con sus colores
de arco iris
he visto mujeres bravías
cabalgar orgullosas y provocativas
con su único y esplendente seno
temblando de frío y coraje
he visto descuartizar
oscuros y valerosos jefes indígenas
he bebido sin saciarme
del agua que da vida
y también he desnudado
mi espada o mi revólver
para apropiarme del oro sagrado
y ajeno.
He vivido entre tribus
que compartían sus dulces hembras
sin reparos
con el primer turista que llegaba.
Fui el conquistador violador
y el conquistado que sucumbía
a un perfume
o a un aleteo de caderas.
He sido marido engañado e ignorante
del engaño
y amante que trepaba muros
sólo para apresar la fugacidad
de un instante de trampa y lujuria.
He raptado mujeres a caballo
-mi grito estallaba entre las llamas-
he abierto como un gentleman la puerta
de carruajes
he espiado desde el borde de un tranvía
el blanco tobillo
que asomaba entre puntillas y encajes
he paseado a señoritas de sociedad puras e insaciables
en mi sport último modelo
o he utilizado mi reluciente moto Honda
como un símbolo erótico y viril.
He amado a muchas mujeres
Y he presenciado innumerables romances
a lo largo de mis años.
He sabido de hombres brutales
y de mujeres viciosas y crueles
de hombres mansos y fieles
y de castas o reprimidas señoras de su casa.
Mis pensamientos han evolucionado
con la humanidad
con cada nueva máscara del poder
nada puede asombrarme
-las perversiones siempre se repiten
en círculos concéntricos-.
Pero hoy
el sol ha brotado del Levante
con el fulgor del satélite
los mares han silenciado el rugido
de sus animales interiores
el viento ha enloquecido su rosa
sonando diferente
soplando sin veletas ni malos augurios:
He percibido que alguien
en algún lugar del universo explorado
ha jurado fidelidad de palabra
ha abdicado a la propiedad del otro cuerpo
ha sido feliz sintiendo celos
no ha sido conquistador
ni conquistado
sólo hombre o mujer eternamente libre
cegado por la absoluta certeza
de ser amado sin mitos
sin terror.
Hoy sé que mi función de cronista
ha terminado
que nada en el mundo resta por hacerse
o relatarse.

viernes, 31 de agosto de 2007

leyenda de frida, el centurion y la loba






Era ya medio mujer


mujer rota


rota media grial sin vino


cuando enterraste la lanza


entro como un colmillo tierno y frio


en mi costado


no dolio nada duele tanto tanto como antes


-digamos que no lograste sorprenderme-


sabia que sabias


ser cruel jugar al ciego


ahora que me parezco a aquella pintora mexicana de grandes cejas


y bigotes coronada de trenzas con cintas coloridas


con su columna jonica en pedazos


sus corazones sangrantes por Diego


su arte carne desgarrado


de la hembra que fui


-la que veo entre mariposas blancas cada vez que giro la cabeza-


solo quedan grossas brillantes


mis dos mamas de lunaloba


para seguir sosteniendo a los gemelos.

lunes, 18 de junio de 2007

poema de la esquiva


(al orgulloso gran jefe seattle)


pacha mamma


se ríe
de mí
de vos


de nosotros


mientras sus gordas tetas plenas


se balancean ante nuestros ojos


hipnotizando


nos se carcajea


de los humanos que nos atrevemos


a soñar


que podemos poseerla


la tierra ¡mamita! es feminista


no le gusta el papel


de atávica esposa


se entrega temporariamente

pero ninguno


la ha visto ponerse el portaligas.


la mamma pacha


se esconde


simula lavar los platos hasta el amanecer


para que caigamos dormidos sin haber


podido bañarla con semen


nuestro semen


ser hombres


entonces

es una extraña absurda herida



tu belleza nos ha calentado tierra


luchamos queremos comprarte aplastamos para poseerte


enloquecemos




ya sé

que no sos una mina


cualquiera


será por eso que nos duele tanto...

jueves, 29 de marzo de 2007

árbol de la vida (para Baltasar)




de padre
           desconocido
robado
en la noche de las noches
en un sulky de partera
que te perseguía con su taco aguja
espiando
desde la vereda de enfrente
a tu verdadera madre
bordaba barria cantaba
creía
que mirabas a sus hijas
subías
la escalera de metal caracol
vestido de uniforme
y la mujer de tu amigo desnuda
abría la puerta del baño al oír tus borceguíes
se enjabona suspira se agacha sólo mirabas
la mujer de mi amigo
la caliente mujer de
la mancha de sangre en el pañuelo de encajes
creceeee
las polvorientas fondas ya sin galones pero con valija
una tras otra tras otra tras
la cacería la radio el tiro al platillo
en vez del telégrafo. Stop.-
stop para siempre los aviones
el orden sagrado de la familia se resistía
ella a sacarse las enaguas
al circo con los nietos
el temblor
de la piel fuera de casa
(desatendidas señoras con deshabillées transparentes)
no necesito papeles decías mi palabra es un documento
para la tristeza de no ser hombre
poder seguirte
se me dio la libertad de la escritura
esta palabra.

domingo, 25 de marzo de 2007

vainilla de madagascar




“... cacao de Venezuela,
naranjitas tostadas,
manzanilla egipcia, pétalos de girasol,
flores de papaya y
mango”


todas las especias
todas las hierbas
los aromas los sabores
y diseños
(joyas contemporáneas en
cuellos de jirafa por la pasarela)


la música la lengua las texturas


y los sueños los sueños ratas
desquiciadas subiendo


subiendo
bajando

cayendo
por la rueda

sol cebolla frita otoño rojo madame butterfley
todos los sentidos acosándome
para rasgar mis ojos los de siempre
sobre una línea de fuga
una nueva línea de fuga
donde no se reflejen
donde no pesen más

mis 2 (dos) muertos
recortes de viejas revistas del corazón.